Lunes, 11 de enero de 2016

Amor brilla en los ojos de mi amor

y se torna gentil cuando ella mira:

donde pasa, todo hombre a verla gira

y a quien ve tiembla  el alma enamorada.

Anochece si esconde su mirada,

y por volverla a ver todo suspira:

ante ella la soberbia huye y la ira;

bellas, honrad conmigo a mi adorada.

Feliz mil veces quien la ve y la siente;

al nacerle el alma al punto empieza

todo humilde pensar, toda dulzura,

Y no lo sabe, al mirarla sonriente,+

si en ella se excedió naturaleza,

o el milagro gentil tanto hermosura.


Tags: poema

Publicado por expavalo @ 21:57
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios